255 Aragon Av. 2nd Fl., Coral Gables, Fl. 33134
305-444-7775

Novio(a): K-1, K-2

Uno de los principios más importantes en las leyes de inmigración de los EE.UU. es la unificación de la familia. La visa K-1 es una forma en que puede reunirse con su prometido(a) que es ciudadano(a) estadounidense, y podría terminar obteniendo una “green card” que le permita residir permanentemente en los EE.UU.

Nosotros asesoramos a los prometidos extranjeros y ciudadanos estadounidenses para que se reúnan en los Estados Unidos junto con sus familiares dependientes a través del uso de la visa K-1. Preparamos el papeleo, lo guiamos sobre las siempre cambiantes normas, regulaciones y definiciones, coordinamos los detalles con el gobierno de los EE.UU. y su Embajada en el extranjero, y representamos a las partes ante el INS y el Departamento de Estado de los EE.UU., según sea necesario. Guiamos a las partes por la etapa inicial de la visa, que debe ser seguida por una petición de residencia, y llevamos a la pareja hasta la etapa de Residencia Permanente Legal en los Estados Unidos, obteniendo autorización para que el cónyuge extranjero pueda trabajar y viajar mientras el largo proceso de obtención de la Residencia Permanente se abre paso a través del proceso de inmigración de los EE.UU.

La Visa K-1 es descrita a continuación.

La Visa K -1 está disponible para un individuo que pretende casarse con un(a) ciudadano(a) estadounidense. Aunque la visa K-1 es una visa de no inmigrante, en la mayoría de casos debería considerarse como el primer paso hacia la obtención de la Residencia Legal Permanente en los Estados Unidos.

Privilegios de la Visa K -1:

  • Usted y sus hijos menores de 21 años pueden venir a los EE.UU. para casarse con un ciudadano(a) estadounidense.
  • Puede solicitar trabajo inmediatamente después de entrar a los EE.UU.
  • Si su prometido(a) ciudadano(a) estadounidense no puede viajar a su país de origen para casarse con usted, la visa K-1 puede ser la única solución.
  • No existen restricciones de cupo para la visa K-1, y los periodos de procesamiento son relativamente cortos.

Prerrequisitos y Restricciones para la Visa K-1:

  • Debe tener intenciones reales de casarse con el (la) prometido(a) ciudadano estadounidense para obtener la visa.
  • Ambas partes deben estar legalmente habilitadas para contraer matrimonio, es decir, deben tener edad legal, y sus matrimonios anteriores deben haber terminado oficialmente.
  • La pareja debe haberse conocido y visto dentro de los dos años anteriores, a menos que su religión prohíba conocerse antes de casarse, o si encontrarse causara un problema excepcional.
  • Debe casarse con su prometido(a) ciudadano(a) estadounidense dentro de los 90 días de su ingreso a los EE.UU.
  • Debe solicitar Residencia Legal Permanente (“green card”) después de contraer matrimonio si desea permanecer en los EE.UU.
  • Una visa K-1 vence después de 90 días, y no puede prorrogarse más allá de ese periodo por ningún motivo.
  • Si no contrae matrimonio dentro de los 90 días de su llegada, es probable que se le exija abandonar los EE.UU.